Un estudio identifica factores moleculares subyacentes únicos que impulsan el desarrollo del melanoma

Un estudio identifica factores moleculares subyacentes únicos que impulsan el desarrollo del melanoma
Un estudio identifica factores moleculares subyacentes únicos que impulsan el desarrollo del melanoma

Un nuevo estudio revela información molecular importante que podría ayudar a los científicos a desarrollar estrategias de tratamiento y prevención más eficaces para una forma de cáncer de piel tipo melanoma difícil de tratar.

En este nuevo informe, los investigadores del Centro Integral del Cáncer de la Universidad Estatal de Ohio, el Hospital del Cáncer Arthur G. James y el Instituto de Investigación Richard J. Solove (OSUCCC, James), identifican y describen características clave de una mutación genética responsable del 15 al 20 % de todos los melanomas.

Usando un modelo de laboratorio preclínico, el equipo establece que la frecuencia con la que un SNA La mutación genética que ocurre en el melanoma humano está directamente relacionada con la capacidad de esa mutación genética para iniciar la formación espontánea de melanoma.

“Esto significa que las propiedades del mutante en sí mismo, en lugar de la facilidad con la que ocurre esa mutación genética específica, son la causa de la formación del cáncer”, dijo la autora correspondiente Christin Burd, profesora asociada de genética molecular en la Universidad Estatal de Ohio. Facultad de Artes y Ciencias, Departamento de Genética Molecular y miembro de OSUCCC – Programa James Molecular de Carcinogénesis y Quimioprevención.

SNA-los cánceres mutantes son difíciles de tratar porque aún no existen terapias efectivas más allá de la inmunoterapia”, dijo Burd. “Cada tipo de cáncer parece preferir un ‘sabor’ específico de cáncer mutante NRAS, y no ha quedado claro por qué es esto”.

La OSUCCC: James quería saber qué hizo que la promoción del melanoma SNA mutantes diferentes a los que promueven otros tipos de cáncer. Los científicos dicen que este conocimiento podría ayudar a los investigadores a identificar los primeros eventos necesarios para la formación de melanoma y desarrollar tratamientos que prevengan la enfermedad.

Burd y sus colegas informan sobre sus hallazgos en la edición del 7 de junio de 2022 de Comunicaciones de la naturaleza.

Diseño y métodos del estudio

Para realizar este estudio, los investigadores de OSUCCC — James desarrollaron modelos modificados genéticamente que les permitirían activar uno de nueve NRAS-variaciones mutantes en los melanocitos, las células pigmentarias que forman el melanoma.

“Sorprendentemente, cuando activamos estas mutaciones genéticas, solo las que se encuentran en la enfermedad humana causaron el desarrollo del melanoma”, dijo Burd. “Algunos mutantes nunca provocaron melanoma, pero sabemos que causan leucemia. Este hallazgo muestra que la selección de SNA Las mutaciones son específicas para cada tipo de tumor y ocurren durante el inicio del cáncer, en lugar de en respuesta a un evento mutagénico específico como la exposición al sol”.

En colaboración con Sharon Campbell, bióloga estructural de la Universidad de Carolina del Norte (UNC) en Chapel Hill, y Debbie Morrison de los Institutos Nacionales de Salud, el equipo de Burd identificó ligeras variaciones en la estructura exterior de SNA mutantes capaces de iniciar el melanoma que hicieron que estas proteínas pudieran interactuar mejor con las vías de señalización que impulsan el crecimiento del melanoma.

“Ahora trabajaremos para enfocarnos en esta característica estructural única de la N que induce el melanomaRAS mutantes para prevenir y/o tratar la enfermedad”, dijo Burd. “Nuestro trabajo también demuestra y confirma lo que era, hasta ahora, solo una especulación: que las diferencias menores entre los mutantes RAS determinan qué ‘sabores’ pueden causar un cáncer en particular. Tal concepto podría usarse para encontrar vulnerabilidades en otros tipos de tumores impulsados ​​por RAS”.

Para facilitar descubrimientos similares, el equipo generó ocho modelos de ratones modificados genéticamente nuevos y disponibles públicamente que servirán como un conjunto de herramientas esencial para toda la comunidad RAS. Burd dice que estos modelos se pueden usar para activar y estudiar el papel de NRAS en otros tipos de cáncer relevantes, como el cáncer de colon, la leucemia, el mieloma y el cáncer de tiroides. También se pueden utilizar para investigar nuevos medicamentos para estas enfermedades.

Esta investigación fue apoyada con fondos de la Fundación Damon Runyon y la Beca de Graduados Pelotonia del coautor del estudio Brandon Murphy, quien ahora es becario postdoctoral en la Universidad de Utah.

Los modelos de investigación preclínica desarrollados en el laboratorio de Burd y utilizados para esta investigación están disponibles públicamente para los científicos que realizan investigaciones sobre otros RAS-tipos de cáncer impulsados ​​o trabajando para desarrollar nuevas terapias contra el cáncer a través del repositorio del Instituto Nacional de Salud.

Los coautores adicionales del estudio incluyen a Elizabeth M. Terrell, Venkat R. Chirasani, Tirzah J. Weiss, Rachel E. Lew, Andrea M. Holderbaum, Aastha Dhakal, Valentina Posada, Marie Fort, Michael S. Bodnar, Leiah M. Carey, Min Chen , Craig J. Burd, Vincenzo Coppola y Sharon L. Campbell.

The article is in English

Tags: estudio identifica factores moleculares subyacentes únicos impulsan desarrollo del melanoma

.

PREV Viruela del simio: en medio de la incertidumbre, la situación mundial ‘no puede ignorarse’, dice el jefe de la OMS |
NEXT Infecciones meningocócicas potencialmente mortales atacan Florida